TOP 5 lugares en Baviera

0

Castillos sobre colinas, cervecerías, coches de lujo, cumbres alpinas y arte de vanguardia… en el sur de Alemania se combina tradición y modernidad como en ningún otro lugar”. Así describe Baviera Marc Di Duca, escritor de Lonely Planet. Una región que maravillará al visitante y que contiene otras joyas además de Múnich y Ratisbona que ya os recomendamos en anteriores publicaciones.

El punto de partida será nuestro hotel Eurostars en Múnich, enclave ideal para moverse por la región.

Castillo de Neuschwanstein

Sin duda la atracción turística más importante de Baviera. Prueba de ello es que es el lugar más visitado de la región. El perfecto castillo de cuento construido por el rey loco, Luis I de Baviera, inspiró a Disney para diseñar el de La Bella Durmiente. Situado en una colina de 200 metros de altitud, el entorno alpino del lugar hace que su ubicación sea ideal. Antes de visitar el fastuoso y fantasioso interior, lleno de referencias a las obras de Wagner y a mitos como el Grial, conviene ir hasta el puente de María (Marienbrüke), desde el cual se tiene una vista de vértigo sobre el inmenso castillo.

Castillo de Neuschwanstein

Castillo de Neuschwanstein

Zugspitze

Se trata de la montaña más alta de Alemania, con 2.962 metros de altitud. Hasta ella se llega, partiendo desde la ciudad olímpica de Garmisch, en un cómodo tren cremallera primero, que te deja a 2.600 metros para contemplar el glaciar, y a continuación un teleférico asciende hasta la cumbre. Toda una experiencia apta para todos (eso sí, el trayecto son 50 euros ida/vuelta) seas o no experto en la montaña. Las vistas de los Alpes te dejan sin aliento.

Rothenburg

Uno de los puntales de la denominada ruta romántica alemana. La definición perfecta de pueblo de cuento la encontramos entre sus muros. No es de extrañar pues que Disney encontrara la inspiración por estas calles como escenario de la adaptación al cine de Pinocho. Entre sus numerosos encantos destaca el museo de la navidad que hará las delicias de los más pequeños.

Salzburgo

La ciudad de Mozart y Sonrisas y lágrimas es uno de los mejores ejemplos que hay de arte barroco al norte de Italia. En pocos lugares se respira la esencia del arte de la contrarreforma como aquí. La catedral, la inexpugnable fortaleza medieval, la casa natal de Mozart y los jardines Mirabell son lugares que rebosan elegancia, todo ello con los Alpes como telón de fondo incomparable.

La ciudad de Salzburgo

La ciudad de Salzburgo

Palacio de Linderhoff

Este palacete construido por Luis II de Baviera es el más pequeño de los que construyó, pero a su vez es el más lujoso. Fue un homenaje al rey sol, Luis XIV, a imitación de Versalles. Renacentismo italiano y barroco se funden en uno para deleitar al visitante, que se maravilla con salas como el dormitorio de gala y el gabinete de los espejos. En su exterior, un bello parque en mitad del frondoso valle con estanques, cascadas, templos y grutas como la de Venus completan la visita.

 

Por Ferran Sacristán

Share.

Comments are closed.