Curiosidades que ver en Lisboa

0

Escuchamos “Lisboa” y rápidamente nos aparece una lista de símbolos y elementos que asociamos a la ciudad. Mar, casas de colores, buen clima, vida en las calles adoquinadas y tranvías amarillos. Pero la verdad, es que la capital Portuguesa (aunque nunca ha sido declarada como tal de forma oficial) esconde muchos más detalles y curiosidades que tienes que saber antes hacer la maleta y visitarla. ¡Tus compañeros de viaje van a quedar boquiabiertos! Te contamos qué ver en Lisboa 😉

  • Tranvías amarillos: ya que los hemos citado vamos a descubrir porque son amarillos ¿no? Este medio de transporte es protagonista de las calles inclinadas de Lisboa desde principios del S.XX hasta el día de hoy. Los vagones fueron adquiridos en Estados Unidos y por este motivo se conocían coloquialmente como “Los americanos”. Actualmente estos tranvías son perfectos para recorrer el centro histórico de la capital por sus colinas y siguiendo el río hasta la popular zona de Belém, además de ser un elemento imprescindible en las fotos de tu viaje 😉

 Monasterio Jeronimos en Lisboa

    • ¿Por qué las calles están adoquinadas? En 1755 un terrible terremoto con una magnitud de entre 8,5 y 9,5 grados en la escala de Richter golpeó la ciudad el Día de Todos los Santos, seguido de un incendio y un maremoto. Lisboa  quedó desolada y el Marqués de Pombal ordenó reutilizar los escombros de los edificios destruidos convirtiéndolos en adoquines para asfaltar las calles.

 

    • El puente Vasco de Gama: esta obra arquitectónica se construyó en motivo de la Expo Universal de Lisboa en 1998 y requirió del esfuerzo de más de 3.300 trabajadores durante 18 meses para mantenerlo en pie. El puente se lanza dentro del Atlántico y con sus 17,2 Km. es el más largo de Europa. Además, como dato curioso, el puente consiguió el record de acoger a 15.000 comensales sentados para realizar un almuerzo el día de su inauguración :O

 

    • Los lisboetas son “lechuguitas”: así es como se les llama literalmente a los ciudadanos de la capital. En portugués, “alfacinhas”, un término que proviene de la Lisboa primitiva ya que la zona era conocida por el cultivo de las lechugas.

 

    • La estatua del Cristo Rey: Seguramente te recuerda a alguna cosa o te es familiar. Sin duda, es otra de las localizaciones estrella que no puede faltar en tu lista de sitios qué ver en Lisboa. En 1934 el Cardenal de Lisboa visitó Rio de Janeiro donde quedó tan impactado con la estatua del Cristo Rentador que quiso reproducirla también en Portugal. Ésta tiene una altura de 28 metros y todo el monumento completo llega a alcanzar los 100 metros.

 

    • Una ciudad con historia: Lisboa, a lo largo de los años presenció la ocupación romana, invasiones islámicas y fue también el comienzo de los viajes de los exploradores en búsqueda de un nuevo mundo. El hotel Eurostars Museum 5*  es un lugar especial donde puedes alojarte, ya que dentro encontrarás una exposición arqueológica que fue hallada durante su construcción y que, a día de hoy, nos permite entender el pasado de esta ciudad.

 

Si quieres saber más sobre Lisboa no te pierdas el post “Un fin de semana en Lisboa”.

Compartir

Leave A Reply